22 de agosto de 2008

ASAMBLEA INTERBARRIAL EN PALPALA: ARROYO LAS MARTAS, UNA AMENAZA POTENCIAL PARA SIETE BARRIOS


San Salvador de Jujuy, 22 de agosto de 2008 (Agenda Pública) Este domingo, 24 de agosto, a partir de las 10:00, en el Centro Mutual de Jubilados de Palpalá (República de la India 176), se desarrollará la tercera asamblea interbarrial donde los vecinos autoconvocados de los barrios San Martín, 25 de mayo, Carolina, General Savio, Alto Palpalá, 23 de agosto y los Centros Vecinales de los barrios 25 de Mayo y San Martín del departamento de Palpalá, definirán las acciones concretas que llevarán adelante ante la incertidumbre que existe respecto al inicio de los trabajos de canalización del Arroyo Las Martas.

Esta nueva instancia de debate ciudadano es el resultado de asambleas previas donde los vecinos intercambiaron información, dieron a conocer las gestiones efectuadas ante los poderes Ejecutivo y Legislativo y coincidieron en señalar que la mora del Estado en atender la problemática que produce el Arroyo pone a cerca de la mitad de la población de Palpalá en estado de riesgo. Las dramáticas situaciones ocurridas en febrero último, cuando el Arroyo registró un crecimiento sorpresivo e inusitado que provocó innumerables pérdidas materiales, y las muertes ocurridas en 2006 por la misma causa, generaron un estado de miedo y zozobra en la población palpaleña que fue creciendo y se tornó en indignación.
Los vecinos este domingo definirán un plan que incluirá intervenciones administrativas, jurídicas y de movilización social. Entre otras medidas, los vecinos efectuarán gestiones para que el Estado garantice la vida, la integridad de las personas y la seguridad de sus bienes, ante una nueva crecida del Arroyo. Los vecinos autoconvocados no están dispuestos a exponerse a un nuevo desastre y por ello requerirán que –ante la ineficiencia demostrada por el Estado en la gestión de la canalización- se adopten hasta que se concrete la obra, las medidas de seguridad pertinentes.


UNA LARGA HISTORIA DE FRUSTRACIONES

El Arroyo Las Martas nace en la zona de Alto Comedero y atraviesa la ciudad de Palpalá, pasando por los barrios La Merced, Alto Palpalá, General Savio, San Martín, 25 de mayo, Carolina y 23 de agosto.
Las crecidas por las tormentas de verano provocaron desastres ya en febrero de 2006, cuando un auto fue arrastrado por el caudal y murieron 7 personas. En febrero de 2008 ocurrieron nuevos desbordes de aguas que arrastraron lodo, árboles, animales y todo tipo de sedimentos. Esto provocó numerosas pérdidas materiales en las viviendas de estos barrios que en su mayoría han sido el producto de la autoconstrucción y el esfuerzo propio de la gente.
Los barrios por los que atraviesa el arroyo, tienen la mayoría de ellos más de 50 años, señalaron Julieta Vilca, Gustavo Llanes y Gabriela Vilca, los miembros del Grupo de Acción Local (GAL Palpalá) quienes son parte del grupo de los vecinos autoconvocados. Expresaron que “a pesar de que estos barrios se han consolidado y los vecinos pagamos los impuestos, el Estado parece habernos abandonado a la suerte porque no responde a la demanda de la urgente canalización y además frente a los desastres que generan los desbordes generan dispositivos de ayuda que llegan tarde o son ineficaces”.
Señalaron los integrantes del GAL que el Arroyo Las Martas “desde siempre fue una amenaza, pero se agravó en los últimos años, como producto aparentemente de la falta de una planificación en el proceso de urbanización y la falta de estudios ambientales para determinar el impacto del crecimiento”.
Vilca y Llanes indican que “de acuerdo a la información que tenemos en el año 2006 la Municipalidad tenía en su presupuesto asignado 8 millones de pesos para la canalización del Arroyo Las Martas”, también “sabemos que se ha licitado, se ha adjuicado la obra a una empresa, pero desconocemos los motivos por los cuales se está demorando el iniciar de los trabajos”. A propósito recordaron que en una nota remitida desde la cartera de Planificación e Infraestructura de la Provincia el 4 de agosto último, se informa que en 60 días estarían iniciándose las obras. Los vecinos consideran que “los trabajos comenzarán cuando se inicia el período de lluvias, con lo cual seguramente se detendrán las obras y quedaremos de nuevo expuestos al rigor de las crecidas”.
Cansados de peregrinar por los diferentes organismos de los estados municipal y provincial, sin obtener una respuesta concreta, los vecinos autoconvocados remitieron también notas a la Presidencia de la Nación y a ambas Cámaras del Congreso Nacional. Aún no obtuvieron respuestas precisas y efectivas. Ni siquiera conocen las características de la obra que se realizaría, porque la información es confusa y contradictoria. Los vecinos esperan que la obra responda técnicamente a las exigencias que plantea este arroyo que fue adoptando características de río de montaña y que hoy amenaza a por lo menos siete barrios de Palpalá.

UN ESTUDIO TECNICO SEÑALA ALGUNOS
FACTORES QUE MODIFICARON EL ARROYO

Un estudio técnico efectuado por el Ing. Jesús Pérez precisa que “el Arroyo Las Martas nace en las estribaciones occidentales de las sierras ubicadas al oeste de la Ruta Nacional Nro 9. La cuenca alta se sitúa a unos 1440 metros sobre el nivel del mar en un área boscosa típica de las yungas. Atraviesa la citada ruta por cuatro puentes o alcantarillas que sirven por lo menos a tres arroyos importantes, para desde allí discurrir en la superficie del terreno formando numerosos meandros que siguen una dirección Noroeste a Sudoeste, conformando ya en el departamento de Palpalá un solo cauce que desemboca en el Río Los Alisos”.
El Ing. Pérez cita entre otro de los factores que pueden haber modificado el comportamiento del arroyo Las Martas “la construcción de viviendas”. A propósito señala que “en los últimos años a lo largo de la cuenca del Arroyo Las Martas se han construido más de 3400 viviendas, tanto en Alto Comedero como en Palpalá. Se sabe por planificación obRante en el Instituto de Viviendas y Urbanismo de Jujuy que tales programas continuarán ejecutándose sin tener conocimiento que se haya efectuado una planificación seria que incluya un estudio de impacto ambiental y la remediación que conlleva normalmente las obras civiles como las de infraestructura de servicios”.
El Ing. Jesús Pérez agrega que “la construcción de viviendas en pendientes importantes, incluidas la infraestructura y los servicios han producido una importante impermeabilización de los suelos, lo que sumado a la falta de tareas de mitigación del impacto ambiental, potencian la acción destructiva del desborde de los arroyos en la época estival”
Después de señalar como otro factor de los desbordes del Arroyo Las Martas el incremento de la presión urbana, el Ing. Pérez se refiere al “diseño y construcción inadecuados de puentes, pasarelas, muros y elementos de apoyo” lo que obstaculiza el tránsito de las aguas en temporadas de crecidas.
Los datos relevados por el técnico permiten observar que en la ciudad de Palpalá los registros de lluvias se incrementan particularmente en los meses de diciembre, enero y febrero, que constituyen el período de mayor riesgo para la población de los barrios atravesados por el Arroyo Las Martas.
En las conclusiones del informe técnico, el Ing. Pérez expresa que “para reducir los daños producidos por los fenómenos torrenciales a mediano y largo plazo se debe encarar con urgencia un plan de manejo razonable de la cuenca, y en base al cual, planificar y ejecutas las obras necesarias”.
“También se deben preservar las áreas boscosas y evitar el deterioro de la vegetación promoviendo la forestación, su crecimiento y desarrollo, particularmente en las áreas aledañas a los flancos de los Arrotos Huaio Chico y Grande, como asimismo a la de otros aparentemente menos importantes”.
“Asimismo se deben implementar obras que tiendan a reducir los efectos torrenciales mediante la construcción de gaviones de contención de los sedimentos y permeables al agua. Esas obras deben tender a reduir las pendientes críticas sobre los cauces acumulando aguas arriba los sedimentos gruesos e imposibilitando ser transportados aguas abajo”. .
Además, recomienda el Ing. Jesús Pérez “deben realizarse campañas de educación y concientización dirigidas a los pobladores para que hagan un manejo adecuado de los recursos del área”.
“En materia de ordenamiento territorial se deben planificar e implementar políticas coherentes, tendientes a una gestión ambiental sustentable orientadas a actividades como forestación, agricultura, ganadería y turismo”, agrega el técnico.
Finalmente, el Ing. Jesús Pérez en su informe estima “pertinente solicitar y exigir a los organismos del estado, el cumplimiento de la legislación vigente en la materia, particularmente en lo relativo a la evaluación del impacto ambiental, convocatoria a Audiencia Pública, todo ajustado a derecho”.