22 de septiembre de 2008

GENERO Y CIUDADANIA: UNA EXPERIENCIA DESDE LA EDUCACION POPULAR

San Salvador de Jujuy, 22 de septiembre de 2008 (Agenda Pública). Este sábado, a las 9:00, en la sede de la ONG Juanita Moro –General Paz 320- se desarrollará el taller inaugural de la Escuela de Ciudadanía con Perspectiva de Género, un proyecto de la Unión de Mujeres Argentina (UMA) que se implementa con financiamiento de la Secretaría de Desarrollo Social de la Nación.

Este primer taller estará a cargo de Gladis Sivila quien desarrollará temas como “La ciudadanía con perspectiva de género”, “Representación genérica de la sociedad sobre ciudadanía”, “Ciudadanía y construcción democrática”, “La renovación de la dirigencia como parte del ejerció de la democracia ciudadana”, “Vínculo entre la experiencia de los mayores y la iniciación de prácticas sociales y políticas de la generaciones de jóvenes” y “Memoria y reconocimiento que las experiencias de lucha de nuestros mayores”.

La Escuela de Ciudadanía es una propuesta de educación popular referenciada en las teorías de Paulo Freire, donde se brindan elementos metodológicos, prácticos y conceptuales a grupos de adultos con el objeto de estimular un proceso de pensamiento, decisión y acción destinados a transformar la realidad que los circunda.

Participan de esta propuesta líderes y lideresas de organizaciones de base que trabajan en la promoción social popular.

La coordinación general de la Escuela de Ciudadanía está cargo de la Presidenta de a UMA, María Inés Brassesco. En Jujuy la coordinación técnica corresponde a Silvia Martínez, mientras que la logística es aportada por la ONG Juanita Moro.

Desarrollo humano y democracia con perspectiva de género

Amplía la concepción misma de la democracia al centrarse en la democracia entre los géneros e incluir en la cultura la necesidad inaplazable de construirla, ampliarla y consolidarla. Las condiciones históricas de mujeres y varones, el contenido diferente y compartido de sus existencias, las relaciones entre los género y la problemática vital resultante, son ámbitos de la democracia genérica. A mismo tiempo son claves políticas que conllevan necesariamente a remontar las concepciones y las prácticas de vida patriarcal que, basadas en el dominio, generan diversas opresiones. Son las mujeres y los varones concretos quiénes en su en su existencias propician, favorecen, son víctimas o beneficiarios del desarrollo de la democracia. Del contenido de sus relaciones de género y sus vidas definidas así, depende en gran medida la posibilidad de enfrentar con éxito los problemas del mundo contemporáneo.

La democracia de género se basa en la igualdad entre los diferentes, en el establecimiento de diálogos y pactos, en la equidad y la justicia para reparar los daños cometidos contra las mujeres y los oprimidos. La democracia genérica atiende como sentido filosófico la libertad en plenitud para todas y todos. Desde luego que la democracia genérica implica un pacto social abarcador en lo privado y en lo público. Se trata de contribuir a construir modos de vida y concepciones de mundo y de vida que no vuelvan a estar basadas en la opresión de género y en ninguna otra forma de opresión.