16 de julio de 2008

QUEBRADA DE HUMAHUACA: NO A LA MINERIA

Tilcara, 11 de julio de 2008 (Agenda Pública/Enviada Especial) El rechazo de las comunidades a la posible explotación de uranio en territorio que es Patrimonio de la Humanidad, provocó el jueves último una poblada en la ciudad de Tilcara. Al término de una encendida asamblea popular, de la que participaron vecinos autoconvocados, comunidades indígenas, organizaciones sociales, ambientales, sectores del empresariado, el Intendente, concejales de Tilcara, el Presidente de la Comision de Ecologia de la Legislatura, así como la Jueza de Minas, el Director de Minería y el Secretario de Cultura y Turismo de la Provincia, se labró un acta donde se plasmó la suspensión total de los expedientes iniciados por la empresa Uranios del Sur S.A.
Los ánimos exaltados de algunos sectores provocaron situaciones de pugilato hacia las autoridades presentes. La Jueza Administrativa de Minas, Cristina Lucas de Durruty fue agredida y tuvo que refugiarse en la Comisaría.
Desde que se conoció la autorización del Juzgado de Minas a Uranios del Sur para la realización de trabajos de cateo en las zonas de Juella y Yacoraite, comenzó a gestarse un malestar que fue increscendo y este jueves hizo eclosión después de una marcha que partió de Juella y que convergió en la plaza de Tilcara. Allí, todos los sectores autoconvocados coincidieron en la necesidad de preservar la región de impactos ambientales y garantizar que la protección que le corresponde a la zona por ser Patrimonio de la Humanidad, no fuera alterada por la minería.
En ese marco, además se señaló la necesidad que la Legislatura sancione una norma que ponga coto a las explotaciones mineras a cielo abierto, cuyo impacto en el medio ambiente es indudable y por lo cual Tucumán, La Rioja, La Pampa, Río Negro, Mendoza y Chubut dictaron leyes que prohíben esta actividad y que están destinadas a preservar el derecho a un medio ambiente sano y equilibrado de las generaciones presentes y futuras.

UN ANTEPROYECTO EN LA LEGISLATURA

Durante la asamblea popular que tuvo lugar en Tilcara, la Asociación “La Huella Gaucha” dio a conocer el anteproyecto presentado en la Legislatura recientemente y que era desconocido por las autoridades presente. El mismo establece la prohibición en toda la provincia de la “actividad metalífera a cielo abierto basada en la voladura masiva de rocas y la utilización de cianuro, mercurio, ácido sulfúrico y toda otra sustancia química contaminante en los procesos mineros de prospección, cateo, exploración, explotación, tratamiento y/o industrialización de minerales metalíferos obtenidos a partir de cualquier método extractivo”. También dicho proyecto prohíbe la exploración de uranio, torio y toda otra sustancia radioactiva.
Entre otros puntos el anteproyecto busca que se declare “zona de exclusión para la actividad minera todas las áreas naturales protegidas en la Provincia de Jujuy y aquellas que conserven Bosques Nativos protegidos” por las leyes vigentes.
Para lograr que la Cámara de Diputados de la Provincia sancione este anteproyecto, el martes próximo se realizará una nueva asamblea en Tilcara, para acordar estrategias y articular con otras organizaciones de las regiones de Puna y Valles, a los efectos de converger en la Legislatura, probablemente en el mes de agosto. El anteproyecto citado, fue ingresado el 1 de julio a los diferentes Bloques legislativos, pero ahora los diputados deberán rubricarlo para poder darle ingreso y que tome estado parlamentario.

LA ASAMBLEA: BRONCA Y TENSION
Cabe resaltar que durante la asamblea popular que coordinó Remo Leaño, integrante de los Vecinos Autoconvocados de Tilcara, se escucharon expresiones de representantes de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Juella, Club Atlético Terry, Comunidad Aborigen de Unión Volcán de Yacoraite, El Angosto y Yacoraite Sur.
Cabe resaltar que la comunidad Volcán de Yacoraite se encuentra situada dentro de los territorios afectados en los trabajos de cateo. En esa zona se encuentran sepultados los ancestros de la gente de la región, que reclama no sólo poder seguir viviendo de sus actividades agrícolas, sino el respeto a sus antepasados y a la Pachama.
También en esa oportunidad, habló una integrante de la comunidad de Juella que destacó que en la región viven alrededor de 108 familias. Las economías agrícolas de subsistencia incluyen la producción de maíz, papa, quinua, hortalizas y frutas como durazo, pera y manzana. De hecho Juella es la Capital del Durazno y es un sitio altamente reconocido por la calidad de su producción natural, que prescinde de químicos y conservantes, un valor agregado altamente reconocido en el mundo.
Durante la asamblea se escucharon también a representantes de la CCC, de Red Puna y del Movimiento Indígena Campesino, entre otros. Además se leyeron adhesiones que llegaron desde diversos lugares, entre ellas la del Colegio de Graduados en Antropología de Jujuy, Vecinos de la Asamblea Patagónica contra a Contaminación y el Saqueo de Bariloche; Asamblea de Vecinos Autoconvocados por el NO a la Mina de Esquel (Chubut), Asamblea del Pueblo de Alvear (Mendoza), Asamblea Mendocina por el Agua Pura y la Union de Asambleas Ciudadanas.
Al término de las manifestaciones de los diversos sectores, se produjo el arribo de la Jueza de Minas, Cristina Lucas de Durruty, el Secretario de Turismo y Cultura, Jorge Noceti, el Director de Minería Martín Sánchez, a quienes la asamblea solicitó una ley provincial que prohíba la explotación minera a cielo abierto. El Secretario de Cultura y Turismo se comprometió a acompañar la presentación de ese proyecto, aunque dejó especificada que su intervención se reduce al sitio patrimonial de la Quebrada de Humahuaca, “hasta que se sancione una ley en trámite que crea un ente autárquico de administración de la Quebrada de Humahuaca”.
Noceti en ese marco explicó que “la Quebrada tiene tres áreas: un área de máxima protección, un área de amortiguación y un área de transición, las cuales tienen diversa valoración en la consideración como patrimonio de la humanidad” y agregó que “actualmente la actividad minera en esta zona no está prohibida”. Esto generó una airada reacción de los asambleístas que volvieron a exigir que las autoridades se comprometan a acompañar una ley provincial de prohibición de la minería metalífera.<
Las intervenciones del Director de Minería Martín Sánchez y la Jueza de Minas, Lucas de Durruty fueron infructuosas, dado que los asambleístas se negaron a escuchar sus explicaciones, y algunos -por el contrario- increparon agudamente a los funcionarios, por entender que “son cómplices del saqueo y del negociado de la minería”.El único acuerdo al que se arribó fue el de la firma de un acta donde se sentara la negativa a continuar con los pedidos de cateo en Juella y Yacoraite, que finalmente se concretó cerca de las 20:00. La primera parte del acta expresa: “… como consecuencia de dos expedientes iniciados en el Juzgado Administrativo de Minas para obtener permisos de exploración de minerales de primera y segunda categoría en el área de la Quebrada de Humahuaca, luego de un intercambio de ideas en atención a los antecedentes del caso, el texto de la ordenanza Nro 13/08 y el decreto municipal 180/08 se acuerda: Suspender totalmente la tramitación de los expedientes mencionados, para lo cual la jueza administrativa de minas dictará las providencias que correspondan en los trámites referidos”.