16 de julio de 2008

SEMANA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

19 al 25 Abril de 2008
“Cuando no se protege la Vida, peligra el futuro de todos”

La Vida es una, armónica y bella en su abundante diversidad. Así lo narran los diversos relatos de distintos Pueblos y Culturas. Así hizo Dios la creación. Y la entregó inacabada. Para que a través de nuestro ingenio, creatividad y trabajo humano la sigamos labrando, multiplicando el pan y el banquete fraterno de la Creación.

Esta vida es la que hoy está amenazada. Es nuestra vida que entre todos tenemos que cuidar: Tierra, Monte, Rostros Amerindios, Bosque, Montañas, Agua, Minerales, Pueblos y Culturas de ayer y de hoy, Pájaros, Bichos y Seres Vivientes.

Dice Eduardo Galeano “El mundo está siendo desollado de su piel vegetal y la tierra ya no puede absorber y almacenar las lluvias”.
Lo acaba de decir Raúl Montenegro (Premio Nóbel Alternativo) “qué duro es saber que los bosques y ambientes nativos se desmoronan, que las cuencas hídricas donde se fabrica el agua son invadidas por cultivos… qué duro es comprobar que en nombre de las exportaciones se violan todos los días impunemente los derechos de generaciones de argentinos que todavía no nacieron”.

También lo acaban de decir los Obispos latinoamericanos en Aparecida, Brasil “Con los Pueblos Originarios de América, alabamos al Señor que creó el universo como espacio para la vida y la convivencia de todos sus hijos e hijas y nos los dejó como signo de su bondad y de su belleza. También la creación es manifestación del amor providente de Dios; nos ha sido entregada para que la cuidemos y la transformemos en fuente de vida digna para todos. Aunque hoy se ha generalizado una mayor valoración de la naturaleza, percibimos claramente de cuántas maneras el hombre amenaza y aun destruye su hábitat. ‘Nuestra hermana la madre tierra’ es nuestra casa común y el lugar de la alianza de Dios con los seres humanos y con toda la creación. Desatender las mutuas relaciones y el equilibrio que Dios mismo estableció entre las realidades creadas, es una ofensa al Creador, un atentado contra la biodiversidad y, en definitiva, contra la vida”. (Doc. de Aparecida, nº 125)

La reciente Declaración de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, dice también que “el respeto de los conocimientos, las culturas y las prácticas tradicionales indígenas contribuye al desarrollo sostenible y equitativo y a la ordenación adecuada del medio ambiente”.


En esta Semana de los Pueblos Originarios, ENDEPA presenta un afiche que es como un grito en la pared. Allí, los ojos grandes y morenos del niño indígena, mirando la piel vegetal torturada y arrancada ya no solo “dice”… clama!

Y, junto a este afiche, camino al Bicentenario de nuestra Patria, continuamos ofreciendo una reflexión, tomando como base las figuras que aparecen en los billetes de mayor valor.
El año pasado, la figura del Gral. Roca y la “conquista del desierto”. Este año, la figura de Sarmiento, y todo aquel modelo de país que impuso esa generación…
Podemos apostar a una Argentina verdaderamente pluriétnica y pluricultural… para eso, esta historia debe cambiar…


Pbro. Ponciano Acosta
Coordinador Nacional

Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (ENDEPA)
Centro de Capacitación Juan Pablo II
Ruta Nac. 11 Km. 1180
FORMOSA
www.endepa.org.ar