4 de septiembre de 2008

INGENIO LA ESPERANZA: FEDERACION AGRARIA RECLAMA POSESION DE TIERRAS PARA PRODUCTORES

San Salvador de Jujuy, 4 de setiembre de 2.008.- (Agenda Pública).- La situación de la posesión de las hectáreas dedicadas a la pequeña agroganadería, pertenecientes al ingenio La Esperanza (Departamento San Pedro, Jujuy), debe ser resuelta por el Estado provincial, más allá de quién resultare adjudicatario de la fábrica azucarera.
Así lo afirmó la coordinadora del Distrito 15 (Jujuy y Salta) de la Federación Agraria Argentina, Ana Bárcena, quien recordó que sólo 12.000 de las 70.000 hectáreas producen caña de azúcar, mientras que el resto de las tierras es ocupado desde hace varios años por pequeños productores que practican, en muchos casos, agroganadería de autosustento.

Las apreciaciones de Bárcena vienen a cuenta de recientes afirmaciones del síndico judicial del ingenio, César Pedano, quien reveló que quedarán afuera de la licitación 50.000 hectáreas y sólo se concursará la fábrica y una parte de las tierras.
En las tierras que no se incluirán en la licitación, se encontrarían productores que ocupan esos territorios desde hace tres generaciones.
Se trata de pequeños y medianos agricultores y ganaderos que actualmente están nucleados en tres asociaciones y que trabajan en lo que antiguamente se conocía como "Finca La Esperanza". En esa zona de las serranías y a orillas de los ríos Grande y San Pedro (unas 50.000 Has.) se crían cabras, ovejas y chanchos, así como también se cultivan hortalizas y maní, entre otros productos.
"Nosotros planteamos que el Gobierno es el principal acreedor del ingenio, por lo que tiene que resolver el problema de la posesión", señaló la dirigente ruralista, añadiendo que para hacer honor al discurso oficial sobre los pequeños productores "pues que les den a esos pequeños productores las tierras y que regularicen los títulos", a partir de una decisión política que emane del propio Estado provincial.
En tren de pedir "coherencia" a las autoridades, Bárcena recordó que la presidenta Cristina de Kirchner se opuso a la concentración de tierras mediante la sojización y planteó que ese mismo concepto se debe aplicar a los pequeños productores de La Esperanza, quienes necesitan los títulos de legítimos propietarios.
La coordinadora de FAA recordó, en tal sentido, que algunos de los pequeños productores ya iniciaron juicio de posesión veinteañal y afirmó que "tenemos mucha confianza" en que el resultado de esa acción legal sea positivo "porque estamos invocando una ley que protege al productor".
"No importa quién vaya a ser el dueño del ingenio: Emepa, Tabacal o quien fuere. La posesión que se reclama es sobre el bien", apuntó.

Gobierno debe convocar a mesa productiva

Consultada sobre qué se debe hacer con La Esperanza en el plano estrictamente productivo, Bárcena dijo que ellos esperan del Gobierno provincial políticas públicas que apoyen al pequeño productor, ya que hasta ahora sólo se pusieron "parches" como los planes sociales para el campo. En sentido estricto, no hay planes de desarrollo para el sector.
Indicó que, a pesar de haber presentado una nota hace cuatro meses, el gobernador Walter Barrionuevo no ha mostrado interés de recibirlos y "no nos podemos sentar como en Mendoza, donde se constituyó una mesa de producción en la que participan todos sectores del campo y el gobierno, donde se hace planificación. Eso, aquí no existe", lamentó.
"No hay interés del Gobierno", infirió, más allá de la buena relación existente con funcionarios de segunda y tercera línea pero que no tienen poder de decisión.
A lo sumo, se llegaron a aplicar medidas que no tienen el necesario consenso, ya que no se articulan acciones con el Senasa o bien no se acuerdan procedimientos para los mataderos, lo que finalmente genera una clase productora "muerta de hambre, sin posibilidades".
Para Bárcena, no sólo se necesita un espacio para dialogar, sino también para acordar medidas, aplicarlas y dar soluciones.
"Podría ser una mesa, unidades de participación como hay en Salta, donde los pequeños productores ahora tienen voz y voto", señaló. Al respecto, comentó que el martes pasado se realizó un encuentro en el Grand Bourg salteño del que participaron la FAA, el Foro de Agricultura Familiar y el ministro de Desarrollo Económico, Julio César Loutaif, donde se constituyó una mesa del sector integrada por grandes y pequeños productores, asociaciones aborígenes y Gobierno.
"Salta avanzó en el ordenamiento territorial y por lo menos llamaron a participar a las organizaciones. En Jujuy no se convocó a los pobladores del territorio", manifestó.
Finalmente, al emitir opinión sobre el conflicto entre el campo y el Gobierno nacional, la dirigente señaló que "no se avanzó en nada y, como dijo Alfredo De Angeli, dentro de dos o tres años estaremos importando leche, porque a los productores se les paga 87 centavos por litro y el gobierno no quiere subir. Al no haber rentabilidad, se buscarán otras alternativas económicas. Lo mismo pasa con la carne: hace unos días, vendí el kilo vivo a 2,90 pesos, es decir al mismo precio que hace tres años. Nosotros no podemos aumentar, pero los sueros y la alfalfa subieron, del mismo modo que el precio en góndola. Con estas políticas nacionales, tendemos a desaparecer", concluyó.